Municipalidad no termina de convencer a victorienses con proyecto de la O’Higgins

El jefe de planificación de la Municipalidad, Adolfo Bravo aseguró, convencido, que no cree que en Victoria se formen tacos de tráfico.

Neimar Claret Andrade

A pesar de que ya van varias reuniones entre la Municipalidad de Victoria y los vecinos de la comuna, relacionadas con el proyecto de mejoramiento de la avenida Bernardo O’Higgins, la representación del gobierno local no termina de convencer a los vecinos sobre su visión de lo que ha de hacerse en una de las principales arterias viales de la ciudad.

En horas de la tarde de ayer martes, en la Escuela Especial “Confederación Suiza” y con la notoria ausencia del alcalde Javier Jaramillo, el jefe de Planificación de la Municipalidad, Adolfo Bravo y el técnico de planificación, Carlos González, explicaron, vídeo y planos de por medio, el mejoramiento estructural y de la calzada que se pretende implementar en la O’Higgins por un monto que casi llega a los 3 mil millones de pesos.

De acuerdo con la explicación técnica, la nueva avenida O’Higgins contará con 20 mil metros cuadrados, sumideros de evacuación de aguas lluvia que impedirán las inundaciones de la vía, demarcación clara, paraderos, ciclovías, áreas verdes, paraderos, señalética, iluminación, fácil acceso y espacios de seguridad, pero seguirá sin tener dos canales para cada sentido que es lo que, precisamente reclaman los vecinos. (doble vía)

Explicación técnica

Luego de expresadas las opiniones y dudas de los presentes, el técnico de planificación, Carlos González, indicó que definitivamente doblar el número de canales por cada sentido, no es posible, dado que no hay el espacio necesario y tras realizar los estudios pertinentes sobre volumen de vehículos que transitan por la avenida O’Higgins, se llegó a la conclusión de que el problema es que hay un desorden en el tráfico.

Posteriormente detalló todos los cambios que se implementarán en señalética, rampas de desaceleración, cruces y semáforos, con el que se ordenará el flujo vehicular y así acabar con los tacos que se forman.

Aunque la explicación satisfizo a los presentes en cuanto al tránsito, no aceptaron el hecho de que no se vaya a construir los canales extras de circulación, pues desde la perspectiva de los victorienses, la comuna se merece una gran vía que además tome en consideración el crecimiento futuro de la ciudad y el creciente turismo de la zona.

También te podría gustar...